Tiras de pollo crujientes con salsa de mostaza y miel
  • Tiempo de preparación:25 min
Lorraine Pascale
La cocina rápida de Lorraine Pascale

Ingredientes

(4 personas)

  • 2 huevos medianos
  • 100 g de pan rallado (o polenta)
  • 1 cucharadita de mostaza inglesa en polvo
  • 2 ramitas de perejil fresco o de tomillo (opcional)
  • 4 pechugas de pollo medianas, deshuesadas y sin piel
Salsa de mostaza y miel:
  • 100 ml de mayonesa
  • 3 cucharadas de mostaza a la antigua
  • Dos chorritos de miel
  • 2 limas
  • Sal y pimienta negra recién molida

Descripción

Como en el fondo soy una persona básicamente táctil, comer alimentos con los dedos es todo un lujo para mí. Entre mis favoritos tengo un restaurante cubierto de césped que visito a menudo con mi familia, y siempre pido de primero alguno de sus platos de pollo crujiente. La salsa picante de mostaza y miel me invita a introducir la cuchara y comer hasta el último bocado.

Preparación

Calentar el horno a 200 °C. Untar ligeramente la bandeja de horno con aceite y reservar. Me gusta hacerlo rápidamente con un aceite en espray.

Cascar los huevos en un bol ancho y poco profundo y batir un poco. Poner el pan rallado o la polenta con la mostaza en polvo en otro bol igual. Deshojar el perejil o tomillo y picar las hojas pequeñas antes de mezclarlas con el pan rallado junto con sal y pimienta.

Cortar cada pechuga de pollo a lo largo en tres tiras. Pasarlas por el huevo, escurriendo el exceso y por el pan rallado para rebozarlas de modo uniforme. Irlas colocando en la bandeja de horno. Acostumbro a acabar hecha un desastre y toda pegajosa cuando el huevo de mis manos empieza a cubrirse de pan rallado, pero el resultado vale la pena.

Hornear unos 12 minutos, dando la vuelta a cada trozo a media cocción.

Mientras, para elaborar la salsa, poner la mayonesa en un bol pequeño con la mostaza a la antigua y la miel, mezclar bien. Sazonar con sal y pimienta.

Cortar las limas en cuatro y añadir el zumo de un trozo a la salsa, poco a poco, probándolo hasta obtener el sabor deseado. La lima realza un poco los sabores de la salsa y le da un buen equilibrio. Poner la salsa en un bol pequeño para servir y disponerlo en medio de un plato grande.

Retirar el pollo del horno. Cuando esté hecho, debe quedar muy caliente en el interior y crujiente y dorado por fuera.

Colocar el pollo alrededor de la salsa en el plato y servir con el resto de trozos de lima.

Otras recetas del autor

Recetas relacionadas

Comenta esta receta

ERROR: Todos los campos son obligatorios