Sopa de pescado de roca
  • Dificultad:Se necesita cierta paciencia.
Mikel López Iturriaga
Las 202 mejores recetas de El Comidista

Ingredientes

(4 personas)

  • 1 kg de pescado de roca limpio de tripas
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento choricero o ñora
  • 3 dientes de ajo
  • 250 g aproximadamente de pan de verdad en rebanadas
  • 100 ml de brandy de jerez
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Descripción

Podría parecer que los platos baratos de pescado fresco pertenecen a la misma categoría que la carne de unicornio, las galletas de los elfos o la cerveza romulana. Sin embargo, existen fórmulas fuera de la ficción que permiten comer habitantes del mar sin tener que ejercer la prostitución en tu tiempo de ocio. Una consiste en tirar de pececillos pequeños y asequibles, como el boquerón o la caballa; otra, en aprovechar los pescados de roca que se suelen vender para hacer sopa a precios más que razonables. Las virtudes de los caldos que se obtienen con estos seres son de sobra conocidas: sus pequeñas cabecitas están muy dispuestas a entregar su sabor a mar a todo líquido caliente que las envuelva. A mí me gusta aprovechar también su carne: no negaré que quitarle las espinas es un trabajito —por eso mucha gente pasa y los tira—, pero una vez llevado a cabo, compensa porque el plato queda más sustancioso. A esta sopa es la combinación del pan con ajo, el perejil y los pescaditos lo que la eleva a la dimensión de las delicias. Lo de siempre: las cosas más sencillas, frescas y pobretonas son para mí mucho más satisfactorias que todos esos platos emperifollados y sobreproducidos que para algunos son cocina «de nivel».

Preparación

  1. Picar en grueso la zanahoria, la cebolla, el puerro y un diente de ajo. Dorarlos en una cazuela grande a fuego medio durante unos 10 minutos con un chorro de aceite de oliva.
  2. Incorporar el pimiento choricero y el brandy. Salar, remover y esperar a que el alcohol evapore.
  3. Añadir los pescados y mojar con unos 2 litros de agua. Salar ligeramente y tapar. Cuando empiece a hervir, destapar y desespumar. Bajar el fuego y cocer suave alrededor de 20 minutos.
  4. Sacar los pescados, dejar que se templen y limpiarlos con las manos de piel, cabeza y espinas.
  5. Colar el caldo y desechar las verduras. Juntar el caldo con la carne limpia del pescado en la cazuela.
  6. El pan se puede preparar de dos formas. La más ligera: tostarlo y frotarlo con los ajos cortados por la mitad. La más sabrosa (y para mí, la mejor), dorar los ajos picados en aceite de oliva abundante, sacarlos y freír el pan en ese aceite. Dejar escurrir en un plato cubierto con papel de cocina.
  7. Echar el perejil en la sopa muy caliente y dejar que repose un par de minutos. Repartir el pan en platos hondos y mojar con la sopa. Servir de inmediato.

Anotaciones

¿Que te parece poco fina? ¿Que si le puedes poner marisco? Sí, pero entonces te sabrá a marisco y, en mi humilde opinión, perderá sutileza.

Otras recetas del autor

Recetas relacionadas

Comenta esta receta

ERROR: Todos los campos son obligatorios