Quiche Lorraine de crème fraîche
Lorraine Pascale
Recién horneado por Lorraine Pascale

Ingredientes

(8-10 raciones)

  • 1 medida de masa quebrada salada (véase página 220) o 500 g de masa quebrada comprada en la tienda
  • 1-2 cdas. de aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana, pelada y cortada en daditos pequeños
  • 5 lonchas de beicon, cortadas en daditos
  • 430 g de crème fraîche
  • 4 huevos ligeramente batidos
  • Pimienta negra recién molida
Utensilios:
  • Un molde para tartas acanalado de 23 cm de diámetro y unos 3,5 cm de profundidad

Descripción

Emplear crème fraîche en lugar de leche y nata le da un sabor excepcional a este plato clásico alsaciano. Prepáralo con un día de antelación y deja que los sabores se revelen para crear un impacto total.

Preparación

Si se va a emplear masa casera, prepararla siguiendo la receta de la página 220. Forrar el molde para flanes con la masa (véase página 113) y «hornear en vacío» (véase página 113) durante 20 minutos. Retirar las judías para hornear y el papel de la masa y a continuación volver a dejar en el horno 10 minutos más. Sacar del horno y reservar. Bajar la temperatura a 150 °C.

El relleno puede prepararse mientras se hornea la masa. Calentar el aceite en una sartén a fuego bajo, añadir las cebollas y freír hasta que se pochen y se vuelvan transparentes, sin color. Este proceso puede tardar unos buenos 15 minutos. Si parece que la cebolla se está secando, añadir un chorrito más de aceite o agua.
Sacar la cebolla de la sartén y reservar. Añadir el beicon a la sartén, subir ligeramente la intensidad del fuego y cocinar 5-6 minutos. Retirar del fuego y añadir la mitad del beicon a la base del molde para flanes. Colocar el molde sobre una bandeja de horno plana.

Batir suavemente la crème fraîche (o nata con unas gotas de limón) junto con los huevos en un bol grande y sazonar con pimienta. Añadir las cebollas removiendo al mismo tiempo. No añadir sal porque el beicon es ya muy salado. Verter la mezcla en el molde para tartas hasta que llegue a la superficie. Repartir el resto del beicon por encima de la quiche y hornear durante 35-40 minutos, o hasta que el relleno deje de vibrar al agitarlo.

Resulta deliciosa caliente, pero todavía mejor si se sirve fría, ya que de este modo la mezcla tiene tiempo de asentarse. Si se conserva en el frigorífico sabe todavía mejor al día siguiente. Perfecta acompañada de ensalada, embutidos y un vino blanco bien frío.

Otras recetas del autor

Recetas relacionadas

Comenta esta receta

ERROR: Todos los campos son obligatorios

 
  1. Anabel dice:

    Yo haría la quiche lorraine se crème fraîse

  2. lourdez dice:

    Me gustaría preparar el quiche parece delicioso y facil de hacer...la cocina es una de las cosas que mas me gusta y disfruto mucho cocinando.

  3. […] 4-Quiche Lorraine No hay pícnic sin quiche, cosa que hemos aprendido muy bien de nuestros vecinos franceses, que enseguida juntan cuatro ingredientes de la nevera y elaboran estos maravillosos pasteles salados que pueden ser de cualquier cosa. Nosotros recomendamos esta receta con crema y bacon, pero los vegetarianos pueden experimentar a su antojo con multitud de verduras. Basta colocarlas en la masa hojaldrada, un poco de huevo y... ¡estarán listos! […]