Pollo frío con salsa verde
  • Dificultad:Para cerebros enjaulados.
Mikel López Iturriaga
Las 202 mejores recetas de El Comidista

Ingredientes

(4 personas)

  • Entre 800 g y 1 kg de pechugas de pollo
  • 1 l de caldo de verduras
  • 1⁄2 cebolleta
  • 3 piparras (guindillas verdes encurtidas)
  • 1 cucharada de mostaza a la antigua
  • 8 hojas grandes de albahaca
  • 8 hojas de menta o hierbabuena
  • 2 cucharadas de hojas de perejil
  • 2 cucharadas de vinagre blanco
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta negra recién molida

Descripción

¿Cómo conseguir que la pechuga de pollo quede jugosa? Este es uno de los dramas del Primer Mundo al que nos enfrentamos con más frecuencia, agravado por el hecho de que buena parte de la carne de este animal que se vende en las tiendas no sabe prácticamente a nada. Para remediar ambos problemas, en esta receta propongo un método de cocción chino que aprendí de Íñigo Aguirre, autor del blog Umami Madrid, consistente en cocinar la carne sin que el caldo hierva. Y para acompañar, una salsa de hierbas bastante ligera y veraniega, y que además se hace en dos patadas. 

Preparación

  1. Poner el caldo a calentar en una cazuela grande. Cuando hierva, retirar del fuego, meter las pechugas en él y tapar. Dejar así hasta que se enfríe.
  2. Mientras, triturar la cebolleta, las piparras, la mostaza, las tres hierbas y el vinagre con 8 cucharadas de aceite, sal y pimienta al gusto. Si queda muy espesa, añadir más aceite; si se ve demasiado líquida, más hierbas. La consistencia adecuada sería la de un pesto muy ligero.
  3. Filetear el pollo, salpimentarlo y servirlo con la salsa por encima.

Variaciones

Si quieres orientalizar la salsa, sustituye la albahaca por cebollino chino, el perejil por cilantro y la mostaza por jengibre fresco.

Otras recetas del autor

Recetas relacionadas

Comenta esta receta

ERROR: Todos los campos son obligatorios