Pechugas de pato con salsa de oporto y cerezas
Gordon Ramsay
Mi cocina casera

Receta del libro Mi cocina casera

Ingredientes

(4 personas)

4 pechugas de pato de buena calidad, de 200-225 g cada una, con la piel

1 chalota alargada (o 3 normales) finamente picada

200 ml de oporto

250 g de cerezas sin hueso

2 cucharadas de mermelada de cereza negra

300 ml de caldo de pollo (véase la pág. 258)

½ cucharadita de maicena o arrurruz con algunas cucharadas de agua (opcional)

Col china bok choy braseada:

15 g de mantequilla

7 coles chinas bok choy medianas (de 70 g cada una) partidas por la mitad en sentido longitudinal

Preparación

Salpimentar las pechugas de pato y colocarlas, con la piel hacia abajo, en una sartén seca (no es necesario añadir aceite a la sartén, porque la piel de pato ya es muy grasa.)

Calentar a fuego suave 8-10 minutos, hasta que la mayoría de la grasa se haya derretido.

Subir un poco el fuego y freír hasta que las pieles se doren.

Dar la vuelta a las pechugas y freír por el otro lado otros 3-4 minutos, hasta que la carne se note un poco elástica y esté hecha al punto. Retirar a un plato caliente y dejar reposar.

Eliminar casi toda de la grasa de la sartén. (Guardarla para asar patatas).

Añadir a la sartén la chalota y rehogar a fuego medio-bajo 4-5 minutos, hasta que esté tierna.

Subir el fuego y verter el oporto para desglasar.

Hervir hasta que el oporto se haya reducido casi del todo y la sartén esté bastante seca.

Añadir las cerezas, la mermelada y el caldo de pollo.

Volver a hervir hasta que se haya reducido más de la mitad y la salsa tenga una consistencia de jarabe.Si se desea más espesa, agregar la mezcla de maicena y cocer unos minutos más.

Poco antes de servir el plato, poner un vaso de agua, la mantequilla y un poco de sal y pimienta en una sartén a fuego fuerte. En cuanto la mantequilla se haya derretido, añadir las coles y cocer 2 minutos, hasta que se ablanden, dándoles la vuelta en la mitad del tiempo. Escurrir y pasar a un plato grande cubierto con papel de cocina.

Repartir las coles chinas y las pechugas de pato en los platos calientes con la salsa de oporto y cerezas por encima. Servir enseguida.

Variaciones

El pato y las cerezas son una pareja clásica. Utiliza cerezas frescas en la temporada en que se encuentran o cerezas conservadas en kirsch en otros momentos del año.

Otras recetas del autor

Recetas relacionadas

Comenta esta receta

ERROR: Todos los campos son obligatorios