Minitartas de zanahoria sin gluten
Alma Obregón
Objetivo Cheesecake perfecto

Ingredientes

Para la base
  • 160 g de galletas sin gluten
  • 1 cucharada de azúcar
  • 80 g de mantequilla
Para el relleno
  • 550 g de queso
  • 90 ml de nata más 2 cucharadas extra
  • 120 g de azúcar moreno
  • 175 g de zanahorias
  • 90 g de nueces picadas
  • 45 g de pasas
  • 3 hojas de gelatina
  • 1 cucharadita de canela
Para la crema de queso
  • 60 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar glas
  • 60 g de queso crema tipo Philadelphia
 

Descripción

En las primeras páginas de este libro se indica cómo convertir fácilmente muchas de las recetas en recetas sin gluten. Aun así, no podían faltar algunas recetas pensadas para todos aquellos que no podéis tomar ingredientes con gluten. Espero que os gusten estas minitartas que a mí, personalmente, me vuelven loca.

Preparación

Precalentamos el horno a 180 ºC. Pelamos y cortamos a lo largo las zanahorias, las colocamos en una bandeja de horno sobre papel de aluminio y las asamos durante 20 minutos o hasta que estén blanditas. Las trituramos hasta conseguir un puré fino.
Trituramos las galletas finamente y las mezclamos con la mantequilla, fundida, y el azúcar, y cubrimos la base de 2 moldes individuales con 6 cavidades. Metemos en la nevera para que se endurezca.
Colocamos las hojas de gelatina troceadas con agua fría para que se hidraten. En un bol, batimos el queso con el azúcar moreno y la canela, siempre a velocidad lenta, hasta que la mezcla sea homogénea. Incorporamos los 90 ml de nata y el puré de zanahorias.
En un cazo, calentamos la gelatina hidratada y escurrida junto con la cucharada extra de nata a fuego lento hasta que se disuelva la gelatina en la nata. Vertemos en la mezcla anterior y removemos para que se integre bien. Añadimos las pasas y las nueces picadas y removemos. Vertemos en los moldes y refrigeramos unas 4 horas hasta que se solidifique. Congelamos 15 minutos para facilitar el desmolde.
Batimos el azúcar glas tamizado junto con la mantequilla a velocidad máxima hasta que se integre. Cuando la mezcla sea esponjosa, añadimos el queso, y batimos, primero a velocidad baja y luego aumentando la velocidad hasta que la mezcla quede cremosa. Decoramos con la crema haciendo algunos rosetones con una boquilla de estrella grande abierta.

Otras recetas del autor

Recetas relacionadas

Comenta esta receta

ERROR: Todos los campos son obligatorios