Lasaña de pato crujiente
  • Tiempo de preparación:4 horas - más tiempo para enfriarse y reposar
Jamie Oliver
Comfort Food

Receta del libro Comfort Food

Ingredientes

(8-10 raciones)

  • 1 pato entero (de unos 2 kg)
  • aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo
  • 1 manojo de mejorana fresca (30 g)
  • 800 g de espinacas frescas o congeladas
  • 1 nuez moscada entera para rallar
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 ramas de apio
  • 200 ml de Chianti Classico
  • 1,6 kg de tomates en lata
  • 2 hojas de albahaca fresca
  • 2 clavos
  • 1⁄2 masa de pasta magnífica
  • 40 g de queso parmesano
BECHAMEL
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 100 g de harina normal
  • 1 litro de leche semidesnatada
  • 75 g de queso cheddar
  • 75 g de queso fontina o taleggio
PANGRATATTO
  • 200 g de pan viejo
  • 4 ramitas de romero fresco

Descripción

A todo el mundo le encanta una buena lasaña, pero debo decir que esta es realmente especial. El proceso de hacer la pasta y de asar el pato para luego ir deshuesando y desmenuzando toda la carne con la que preparar la increíble salsa ragú es sencillo y divertido. Recordaréis este plato de lasaña de pato crujiente por siempre jamás. 

Preparación

Precalentar el horno a 180 °C. En una bandeja, untar el pato con aceite, sal marina y pimienta negra, asarlo durante 2 horas, o hasta que esté dorado y crujiente, y hacer caer la grasa en un bote. Dejar enfriar, retirar la piel y la grasa del pato y colocarlas en un robot de cocina. Sacar a tiras la carne del hueso y colocarla en un cuenco. 

Pelar y laminar 2 dientes de ajo, y dorar en una sartén a fuego alto con un poco de grasa de pato y hojas de mejorana. Añadir las espinacas y una pizca de nuez moscada rallada y cocer durante 15 minutos, o hasta que se haya evaporado todo el exceso de agua. Dejar enfriar mientras se hace el ragú. Pelar las cebollas y las zanahorias, cortar el apio en trozos grandes. Colocar todo en una sartén grande a fuego medio con un poco de grasa de pato y añadir el resto del ajo machacado. Freír durante 20 minutos, removiendo con frecuencia. Añadir el Chianti, subir el fuego y dejar que se evapore. Incorporar las tiras de pato y los tomates en lata, junto con una lata de agua, las hojas de albahaca y los clavos. Remover bien, dejar cocer durante 1 hora, y condimentar al gusto. Entretanto, hacer la masa de la pasta. 

Para la bechamel, derretir la mantequilla en un cazo grande a fuego medio, añadir la harina y remover. Verter la leche, poco a poco, y seguir calentando hasta obtener una bechamel espesa. Retirar del fuego, rallar y añadir los quesos, condimentar al gusto y agregar un poco de nuez moscada rallada. Para montar la lasaña, estirar la pasta en forma de láminas. Cubrir la base de una fuente de horno (25 cm x 30 cm y 8 cm de alto) con una buena capa de espinacas, y poner encima una capa de pasta. Añadir una buena pizca de parmesano rallado al ragú, cubrir las láminas de pasta con una capa de ragú, una capa fina de espinacas, otra de bechamel y otra de pasta. Repetir dos veces más y acabar con una capa de bechamel. Terminar con parmesano rallado. Hornear a 180 °C durante 40 minutos, o hasta que la lasaña esté dorada y burbujee. Dejar reposar durante 20 minutos antes de servir. 

Entretanto, añadir el pan y las ramitas de romero al robot de cocina con la piel y la grasa del pato y triturar para que queden migas finas. Dorar en una sartén antiadherente y servir como guarnición, para que cada uno lo espolvoree sobre su plato de lasaña de pato crujiente.

Anotaciones

835 calorías

© 2014 Jamie Oliver
Fotografía: David Loftus

Otras recetas del autor

Recetas relacionadas

Comenta esta receta

ERROR: Todos los campos son obligatorios