Cheesecake de limón con merengue
Alma Obregón
Objetivo Cheesecake perfecto

Ingredientes

Para la base
  • 150 g de galletas Digestive
  • 70 g de mantequilla
Para el relleno
  • 500 g de queso tipo Philadelphia
  • 120 g de azúcar
  • La ralladura de 1 limón
  • 2 huevos
  • 150 ml de nata
  • El zumo de 1 limón
Para la crema
  • 2 limones
  • 100 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla
  • 2 huevos
  • 80 ml de agua
Para el merengue
  • 4 claras de huevo
  • 220 g de azúcar

Descripción

Una vez más, la famosa crema de limón de la tía Paquita aparece en uno de mis libros, ¡ya parece tradición! Y la crema es también la clave para este cheesecake. Sinceramente, no puedo describir con palabras el momento en que finalmente di con la combinación perfecta y pude probarla. ¡Se me caían las lágrimas!

Preparación

Precalentamos el horno a 160 ºC, engrasamos un molde rectangular con spray desmoldante y forramos la base con papel de horno.

En primer lugar, trituramos las galletas hasta que parezcan pan rallado. Las mezclamos con la mantequilla, fundida, y con ellas cubrimos la base. Ponemos en la nevera para que se endurezca y, mientras, preparamos el relleno. Batimos el queso con el azúcar y la ralladura de limón hasta que la mezcla sea homogénea, siempre a velocidad lenta. Incorporamos los huevos, uno a uno. Finalmente, añadimos la nata y el zumo de limón y mezclamos de nuevo para lograr homogeneidad. Sacamos la base de la nevera y la rellenamos con esta mezcla.

Horneamos durante 40 minutos a 165 ºC con calor arriba y abajo o hasta que parezca cuajada toda la superficie pero aún baile un poco en el molde. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y después al menos 3 horas en la nevera.

Para la crema, en un cazo, batimos bien el azúcar con el huevo y añadimos el agua, el zumo y la ralladura de limón. Calentamos sin dejar de remover y cuando empiece a borbotear la retiramos del fuego. Incorporamos la mantequilla y removemos hasta tener una salsa homogénea. Dejamos templar en un bol cubierto con film a piel.

Calentamos las claras con el azúcar al baño María sin dejar de remover, hasta que la mezcla alcance los 50-55 ºC o el azúcar esté totalmente disuelto. Pasamos esta mezcla a un bol y montamos a punto de nieve con una batidora de varillas. Decoramos los bordes del cheesecake con el merengue usando una manga pastelera con boquilla rizada y, a continuación, vertemos el resto de la crema en el centro.

Otras recetas del autor

Recetas relacionadas

Comenta esta receta

ERROR: Todos los campos son obligatorios