Please assign a menu to the primary menu location under menu

La despensaPlatos principales

La granada, un gran antioxidante para tus recetas

Las frutas y verduras son un pilar básico en nuestra alimentación. Nos aportan una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes esenciales para gozar de buena salud y por eso deberían estar muy presentes en nuestro día a día. Debemos escoger frutas y verduras frescas y de temporada.

Quizás pensaréis que lo de “escoger alimentos de temporada” es una tontería, pero ¡no lo es! y en realidad nos aporta beneficios tanto en la cocina como en el bolsillo. Las frutas y verduras de temporada siempre son mucho más sabrosas, ya que se cultivan en sus adecuadas condiciones, y también más económicas, porque su producción suele ser mayor y esto permite reducir los costes. Por tanto, si queremos ahorrar es algo importante a tener en cuenta.

Una de las joyas que encontramos en otoño e invierno es la granada, una fruta que destaca por su gran contenido en antioxidantes naturales. Aquellos que  nos ayudan a prevenir y retrasar el daño celular causado por radicales libres y, por tanto, a combatir el envejecimiento.

La granada es una fruta con un alto contenido en agua y bajo en azúcares, proteínas y grasas, y destaca por ser una gran fuente de vitaminas (pro-vitamina A, vitamina C y vitaminas del grupo B) y minerales (potasio, calcio y magnesio).

Además, la granada contiene sustancias como las antocianinas, polifenoles, ácidos orgánicos y taninos, que le otorgan esta potente acción antioxidante. Los ácidos orgánicos, como el ácido cítrico y el ácido málico, son los responsables de su sabor acidulado y los que le atribuyen cualidades antisépticas y antiinflamatorias.

La granada es una fruta que, una vez desgranada, la podemos comer tal cual como postre o también la podemos añadir a nuestras recetas de desayuno o merienda. Por ejemplo, podemos preparar un rico bol con yogur natural, granada, frutos secos troceados y canela espolvoreada por encima. Además, también la podemos aprovechar para dar un toque de color y sabor a nuestros platos principales. ¿Os imagináis un plato de coles de Bruselas con granada y requesón? ¡Está delicioso! y os queremos mostrar la receta para que la probéis.

Se trata de una receta original del libro 5 ingredientes de Jamie Oliver a la que hemos querido dar nuestro toque personal con un ligero caramelizado en las coles de Bruselas.

Las coles de Bruselas, junto a las demás crucíferas como el brócoli, la coliflor, el repollo o la col rizada, también son un alimento de temporada de invierno y nos aportan muchos beneficios para la salud ya que son ricas en fibra, minerales como el potasio, fósforo, calcio y magnesio, y vitaminas A, C y del grupo B (especialmente ácido fólico).

Coles de Bruselas caramelizadas con granada

Ingredientes (para 2 personas)

  • 300 g de coles de Bruselas
  • 2 dientes de ajo
  • 30 g de pistachos sin sal y sin cáscara
  • 1 granada
  • 2 cucharadas colmadas de requesón
  • 1 cucharada de miel o concentrado de manzana
  • agua mineral

Elaboración

  1. Limpiar las coles de Bruselas retirando las hojas exteriores y cortarlas por la mitad.
  2. En una sartén grande antiadherente y sin aceite, colocar las coles de Bruselas con el corte hacia abajo y en una sola capa (que no queden sobrepuestas), y dorarlas 5 minutos.
  3. Mientras, pelar los ajos y laminarlos.
  4. Agregar el ajo a la sartén, junto con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y agua hasta cubrir las coles por la mitad. Tapar y rehogar todo durante unos 5-7 minutos.
  5. Cuando el agua se haya evaporado, agregar la miel y mezclar durante 1 minuto más. Apagar el fuego y reservar.
  6. Machacar los pistachos en un mortero.
  7. Partir la granada por la mitad y exprimir el zumo de una de las dos mitades en un bol, pasándolo por un colador.
  8. Quitar las semillas de la otra mitad de la granada. Un truco para hacerlo de forma fácil: colocarla boca abajo, sosteniéndola con una mano, y golpearla con una cuchara para que caigan todas sus semillas.
  9. Repartir el requesón entre los platos y colocar las coles por encima.
  10. Esparcir las semillas de granada y los pistachos.
  11. Rociar con el zumo de granada por encima y una cucharada de aceite de oliva virgen extra, y sazonarlo con una pizca de sal marina y pimienta negra.
  12. ¡Listo para servir!

Si queréis más ideas de platos con granada, en el libro 5 ingredientes de Jamie Oliver encontraréis otras recetas como un rico carpaccio de ternera con granada y dukkah, una coliflor asada con granada y especias o una vistosa ensalada de zanahorias de colores con granada y semillas.

Todas elaboradas de forma fácil y sencilla y ¡con tan solo 5 ingredientes!.

 

 

1 comentario

  1. Buenas noches, mi pregunta era:
    ¿Es verdad que ayuda a evitar el colesterol malo o LDL y que es especialmente rica en manganeso, en potasio y en taninos, de ahí el amargor de su piel.?

Tu respuesta

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y serás el primero en recibir todas las novedades que estamos cocinando para ti

Ir al formulario